La carrera de enfermería es una de las más gratificantes que existen, y hay muchas variantes de trabajos dentro del sector. El mundo de la enfermería siempre necesita más personas orientadas al paciente que quieran ayudar a la vida de las personas cada día.

Aunque trabajar en el sector de la enfermería no es un trabajo fácil, sí es un trabajo que ofrece un montón de beneficios. Si estás interesado en seguir una carrera en el sector de la salud, o ya lo estás haciendo, aquí tienes 10 consejos para asegurarte el éxito.

1. Elige tu sector deseado

No hay un solo trabajo etiquetado como «enfermería»; hay un montón de divisiones en las que podrías encajar, pero primero hay que embarcarse en la investigación para saber qué quieres hacer. Esto puede llevar algún tiempo, sobre todo si no estás familiarizado con las diferentes funciones. Por suerte, la elección de una ruta no significa que estés aislado del resto.

Si cambias de opinión durante tu trayectoria educativa, lo único que ocurre es que modificas tu rumbo después de adquirir conocimientos. Al fin y al cabo, saber más siempre será útil en el futuro. Todo lo que necesitas es un enfoque para empezar, y ver a dónde vas desde allí. Algunas carreras de enfermería son

2. Adquiere toda la experiencia laboral posible

En el mundo de la enfermería, la experiencia laboral es clave. Si te ofrecen unas prácticas, acéptalas. No dejes que se te escapen las oportunidades, especialmente cuando te ayuden a avanzar en tu carrera. Cuanta más experiencia tengas, mejor será tu currículum y más posibilidades tendrás de que te contraten al final de tu formación.

También tendrás más contactos dentro del sector de la enfermería, por lo que puede que acabes iniciando tu carrera a través de una experiencia laboral que hayas realizado como estudiante. Además de todo esto, trabajar en el puesto de trabajo también te proporcionará un impulso de confianza muy necesario una vez que comiences tu carrera de enfermería.

3. Tómate tu tiempo para buscar cursos

No te lances al curso más cercano; tómate un tiempo para leer sus detalles y decidir cuál es el que mejor se adapta a ti. Ten en cuenta la duración del curso, la distancia, tus compromisos y los módulos que imparten. No te limites a un solo tipo de escuela de enfermería; hay otros caminos que puedes seguir.

Si ya has completado una licenciatura en un área distinta a la de enfermería, entonces deberías considerar un programa de enfermería acelerado en línea. Hay más de un camino y curso para convertirse en enfermera, así que asegúrate de encontrar el camino que más se adapte a ti y a tu estilo de vida.

4. Sumérgete en diferentes áreas

Al estudiar, es mejor no limitar tu aprendizaje a un área específica. Aunque tengas pensado especializarte en un sector, conocer áreas más generales de la enfermería y la medicina te ayudará mucho una vez que entres en tu carrera. Nunca se sabe si cambiarás de opinión y, en ocasiones, puede que te necesiten en otro lugar distinto a tu especialidad.

5. Busca un mentor

Los mentores proporcionan a los estudiantes de enfermería valiosos conocimientos y orientación a lo largo de su formación. Si puedes, búscate un mentor lo antes posible. Como ya han pasado por la escuela de enfermería y han progresado en su carrera, pueden transmitirte sus conocimientos y ayudarte a florecer. Escucha sus consejos y recurre a ellos siempre que sea posible, ya que serán una parte crucial de tu experiencia de aprendizaje.

6. Amplía tu investigación

No te limites a los módulos de tus cursos: amplía tus conocimientos más allá. Siempre que puedas, investiga más sobre el sector de la enfermería y la sanidad. Siempre hay algo más que aprender, y siempre hay nuevas prácticas y resultados de laboratorios que cambian la industria sanitaria.

Estar al día no sólo demuestra a tus profesores que te tomas en serio la enfermería, sino que también te beneficiará una vez que inicies tu carrera de enfermería. Tendrás más posibilidades de ascender si adquieres el hábito de mantenerte al día con los avances más novedosos en materia de salud.

7. Concéntrese en las calificaciones

Si estás planeando entrar en la escuela de enfermería, tus notas son importantes. Esto se debe a lo competitiva que es la escuela de enfermería, y generalmente sólo aceptan a los mejores. Por supuesto, si brillas en otras áreas, entonces las notas perfectas no son una necesidad, pero siempre es mejor hacer lo mejor que puedas para aumentar tus posibilidades de ser aceptado.

8. Aprende a liderar

Incluso si tu plan no es desempeñar un papel de liderazgo en tu carrera de enfermería, obtener habilidades de liderazgo te beneficiará durante la escuela de enfermería y más allá. Puede que haya momentos en los que tengas que dirigir un grupo, y debes tener la confianza y las habilidades de comunicación para hacerlo bien.